El monstruo en el armario

El monstruo en el armario no tiene dientes gigantes o filosos, no tiene tres ojos, ni mucho menos cuernos.

El monstruo en el armario se parece más a ti y a mi. Come y duerme como tú y yo.Tiene una madre que lo ama, así como la nuestra; talvez tenga espos@ e hijos , talvez no.

El monstruo en el armario es de mi propia raza , es mi vecin@ , o mi compañer@ de trabajo o estudio, o hasta vive en mi propia casa.

El monstruo en el armario camina detrás mío todos los días, y me saluda y yo lo hago de vuelta.

Lo lleva planeando, adueñarse de mi y desparecerme después para que nadie se de cuenta de que fue él.

Y entonces ocurre, lo veo todo desde afuera, veo como me engaña, atrae mi atención , veo como las cosas se tornan oscuras, veo sangre , gritos y desesperación y después ya no veo nada . ¡Que tonta! Talvez pude haberlo evitado , pero…, solo soy una niña, no debería cuidarme de mi propia raza.

Qué ingenua, el monstruo en el armario no era ese que me pintaban los libros o los programas infantiles en la televisión, mucho tiempo le temí a quien no debía.

El monstruo en el armario era alguien como tú , alguien como yo, era mi propia raza.

Amelie for you

Anuncios

Regresa a mi. II

lunes 08 de mayo, 2017

7:49pm

Siempre regresa a mí, de una u otra forma, cada vez más profundo; hoy me ha puesto entre la espada y la pared. Ya no sé qué hacer, juro que si por mi fuera las circunstancias serian otras, pero él quiere mantenerme encerrada, solo para él, es egoísta y cínico. Y no sé cómo hacerlo entender.

Terminará aburriéndose, lo sé. Ni valgo tanto, ni nadie es tan capaz de soportarlo. Lo perderé y de paso, a mí también.

Amelie for you.

ESCRITOS. I

domingo 07 de mayo, 2017

07:36 am

Ya no pela ni una, esta vez sí que es cierto, ya se ha cansado de mí, talvez ya tiene con quien compartir y no se atreve a decírmelo.

Trato de asimilar la idea, pero de todas maneras cuando de verdad me entere, me va a destrozar por completo.

Amelie for you

hemos vuelto!

sábado 06 mayo, 2017

ha vuelto, ya inició mal el día. Aún peor, los sueños son cada vez mas dolorosos, solo hay sufrimiento y humillación para mi en ellos, quisiera que pararan.

¿Por qué simplemente no se va de mi vida? ¿Por qué no lo puedo olvidar?

Amelie for you

El cielo y yo.

Hoy el cielo rompió a llorar conmigo,

se arrepintió junto a mi de haber volteado a mirarte,

de haber pensado que me merecías, que eras,

todo lo bueno, nada lo malo.

Se arrepintió de haberte dado la mano y

de haberte confiado mis pequeñas experiencias.

Rompió a llorar,

pidiendo no encontrarse con alguien mas como tu,

y pidiendo desesperadamente sanar por completo.

Pidió que no te nombraran mas,

pidió y lloró, lloró y pidió.

y fue lo último que el cielo y yo, sentimos y quisimos para ti.

Amélie for you.

A falta de aire, tú.

Me faltaba el aire, me faltaban las palabras;

pero no me sentía ahogada, ni perdida.

Me sentía plena.

Era el beso que había visto en películas o leído en libros.

Nada,

Nada importaba.

Deslumbrabas ternura apasionada,

me desagarrabas el alma con cada beso, cada toque.

Mis piernas temblaban, pero aun así quería seguir.

 

Ojalá, no nos importara nada como en ese momento,

Ojalá hubiéramos podido escapar de todos, y el tiempo,

Se hubiera detenido regalándonos

paradójicamente, un poco más de él.

Ojalá hubieras llegado antes a mí,

Tal vez así, no habría cometido tantos errores,

Ni dañado tantas amistades.

Tal vez así,

Mi corazón no doliera tanto cada día;

Pero la situación es otra,

Mi realidad es otra.

Amélie for you

Que bien mientes. 

Que bien mientes, te sale muy natural. No sé qué es peor, que me creas tan estúpida o que yo te siga escuchando intacta; cualquiera de las dos me va mal. 

Nuevamente soy yo la de la culpa. Te sales con la tuya cada que quieres. Como tu mismo dijiste, sigue así, solo vas a lograr que te odie.  Y no quiero eso, tengo mucho que agradecerte y no permitiré que el rencor tenga lugar en mi corazón. Pero aún así, sigo sin creerme lo bien que mientes. 

¿No te remuerde un poco el alma? ¿No te produzco por lo menos lástima?, que vacío eres. Tal vez ya eras un experto en el mentir y no me fijé antes. Me lancé a ti con un pañuelo en los ojos, primer gran error. 

¿Quieres saber el segundo?, excusarte de todo. Siempre salvandote de la mierda.  Y hablando de salvación, tuvimos el efecto adverso. Yo te salvé, tu me hundiste. No creo que eso necesite explicación. 

Odio gran parte de lo que soy gracias a ti, nuevamente no me reconozco. Tu plantaste esta oscura falta de confianza en mi que parece consumirme de a poco. 

Así que gracias. 

Espero no encontrarte nunca más en mis días, ni a ti, ni a alguna copia repugnante. 

Amélie for you.